Consejos para usar ropa que siempre te dijeron que no era femenina

Seamos claros desde el comienzo: olvida los estereotipos de género, puedes usar la ropa que quieras. Aquí sólo te recomendaremos algunas maneras en las que puedes acompañar las prendas que los demás te dijeron que no eran “femeninas” y no podías usar.

Durante nuestra vida, nos hemos encontrado con innumerables opiniones respecto a nuestra vida; la tía que siente que puede dar el visto bueno a tu pareja, el primo que piensa que puede decirte qué música debes escuchar, el profesor que pretende saber qué es lo que debes estudiar. ¿Cuántas cosas has decidido por la opinión de los otros? La ropa no es la excepción, incluso, si abriste éste artículo buscando consejos para vestirte, estás dependiendo de una opinión externa a la tuya sobre cómo usar la ropa que te gusta.

Puedes tomar los consejos que te gusten más y, a partir de ello, crear tu propio estilo. A continuación te presentamos algunas opciones:

Camisas de franela

Estas camisas, originalmente hechas de lana, vieron su apogeo en la década de los noventa, cuando Pearl Jam y Nirvana marcaban sobre el escenario a toda una generación. Al comienzo de su uso, eran mayoritariamente usadas por hombres, sin embargo, las cosas fueron cambiados con el tiempo. Si la sientes demasiado holgada para usarla como camisa, puedes usarla abierta o incluso amarrarla a tu cintura.

Pantalones rectos

En tiempo de calor, los pantalones rectos son la opción más cómoda y fresca. Por lo general, parece haber un imperativo implícito en usar jeans ajustados para ceñir nuestra figura, pero este estilo de prenda te da un look desenfadado y sobre todo, libre. Con zapatillas, zapatos bajos o incluso sneakers, esta prenda luce bien. Puedes complementar tu outfit con un saco y una blusa blanca para darle más realce.

Chalecos de jean

Los chalecos en demin fueron inicialmente usados por el género masculino. Tuvieron un importante auge en los clubes de motociclistas y eran símbolo de rudeza. Ahora las cosas son distintas y los chalecos de jean son frescos, cómodos y combinables con una amplia cantidad de prendas. Si temes verte demasiado “ruda” portándolos, usarlos sobre un vestido hará que logres un interesante contraste textil y de formas.

Chaleco formal

Parecería que la seriedad y formalidad estuvieran peleadas con las mujeres, nada más alejado de la realidad. Los chalecos sastre aportan a tu look un toque de sobriedad inusual que te dará comodidad y confianza. Puedes usar un traje de tres piezas completo o incluso combinarlo con unos jeans. Crea combinaciones con el calzado, atrévete a innovar.

Bermuda

Las bermudas no son sólo cosas de chicos. No se trata de los típicos shorts ajustados o los pantalones pescadores. Estas bermudas dan mucha libertad de movimiento. Puedes combinarlos con una camisa o blusa, zapatos bajos, y ya está.

Saco sastre

Los blazer se han modificado con el paso del tiempo con el propósito de crear un modelo más estilizado. Sin embargo, los trajes sastre rectos y amplios no son una prenda destinada sólo para el género masculino. Con pantalones formales, jeans o falda, son una buena opción para verte formal, pero cómoda.


Como ves, hay una amplia variedad de maneras de vestir que, si bien salen de lo popularmente establecido, son súper cómodas, frescas y se ven bien. Si tienes ganas de usar "ropa de hombre", ¿cuál es el problema?, ¡hazlo!, verás la infinidad de opciones que esta ropa holgada te ofrece.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *