El traje sastre: Un clásico de la ejecutiva corporativa

El traje sastre ha sido por mucho tiempo un conjunto clásico del mundo corporativo.  Tanto hombres como mujeres, siempre lo han incorporado en sus guardarropas.  Su diseño, estructura y colores siempre han comunicado autoridad y respeto.

Se conoce como traje sastre al conjunto de chaqueta o saco combinado con falda o pantalón en la misma tela o género.

Sin embargo, de un tiempo a este parte, noto un ligero rechazo a usar el clásico traje sastre por muchas mujeres ejecutivas del sector corporativo, sobre todo aquel más formal.  Si bien es cierto llegó a ser una prenda muy aburrida, sin gracia y a veces, hasta poco favorecedora, lo cierto es que cada tanto este clásico se reinventa y se adapta a las nuevas tendencias.

Ya sea que prefieras el saco con falda o con pantalón, ambas opciones siguen siendo muy elegantes y para nada han quedado fuera de tendencia.  Ya vemos a grandes fashionistas y celebrities como la Reina Letizia, Michelle Obama o Amal Clooney llevándolos siempre con un super estilo sin verse anticuadas o pasadas de moda.

Traje Sastre con pantalón

Quizá el negro sea el más clásico y aún más si lo combinamos con una blusa blanca. Pero si el pantalón es al tobillo y le agregas unos tacones muy femeninos, automáticamente lograrás lucir elegante y chic.

Una forma de actualizarlo sería cambiar la clásica blusa por un suéter fino y que el corte del pantalón sea entallado y al tobillo.

Puedes buscar también colores no tan tradicionales como el negro, azul o gris y optar por colores más arriesgados como uno borgoña o rojo oscuro.

Levanta un poco las mangas y agrega bolso y tacones más chic para lograr verte fabulosa.

Nuevamente, incorpora un accesorio que grite “estilo”. Por ejemplo aquí vemos un pañuelo que hace las veces de “corbata” femenina.

Puedes salir de lo tradicional optando por colores divertidos y combinándolo con prendas y accesorios que muestren tu creatividad.

Un traje blanco es muy elegante, pero lo puedes modernizar agregando accesorios metálicos como por ejemplo una correa. También podría ser los tacones o un bolso.

Si quieres darle un toque más femenino, cambia la clásica camisa por una blusa sin cuello más suave y con caída y agrega unos sexy tacones.

Puedes pasar de los clásicos colores enteros y optar por un estampado divertido y diferente.

Tu creatividad es el límite. Atrévete a probar.

Traje sastre con falda

El blanco nuevamente, pero esta vez en falda La chaqueta tiene un corte tipo “trench coat”.

¿Quién dijo que no podía llevarse un traje sastre y flats? Todo siempre dependerá del equilibrio y de la selección de cada pieza.

Texturas clásicas y elegantes. Si la chaqueta no viene con un cinturón, puedes incorporarlo tu. Busca que sea delgado y que no haga mucho contraste con el color de tu traje.

El clásico negro. La falda tubo con una atrevida abertura lo hace super femenino.

Ya saben, no descarten del todo el traje sastre.  Anímense a actualizarlos si es que sienten que están un poco fuera de moda los que ya tienen.  Si no, echen un vistazo, siempre encontraremos versiones actualizadas de este clásico de la oficina.

Fuente